Santiago Alonso Silveira, egresado de la Universidad de la Empresa (UDE) como Doctor en Derecho. Actualmente ejerce como abogado de manera independiente, siendo socio-director del Estudio Jurídico Alonso & Asoc. Abogados. Se especializa en el ámbito penal y ha escrito artículos sobre la materia.

¿Por qué elegiste la Universidad de la Empresa?

En cuanto a la elección de la Universidad de la Empresa no fue tarea sencilla. La diferencia entre la secundaria, donde uno está acostumbrado a que los docentes estén pendientes de uno,  y dar el salto a la Universidad es un cambio grande. Por ello, busqué una Universidad donde me sintiera a gusto, entendiendo que la UDE era la mejor opción para ello.

¿Cuáles de los valores de la UDE tienen mayor significación?

Entiendo que los valores que la UDE transmite son los del compañerismo, trabajo en equipo y la ética profesional.

¿Cómo han sido tus relaciones humanas y sociales en el ámbito de la UDE?

Las relaciones humanas y sociales en la universidad han sido buenas, generando compañeros de estudio, de profesión, que se mantienen en la actualidad como amigos, atento a la similitud de valores. Asimismo, mantenemos una excelente relación con nuestros ex docentes, los cuales vemos habitualmente producto del ejercicio liberal de la profesión.

Enfrentado a la realidad, con la formación adquirida en la UDE, ¿cuál ha sido tu experiencia en el mercado?

Encontrarse con la realidad del mundo laboral no es tarea sencilla y resulta complejo. A mi juicio, va mas allá de la Universidad donde uno escogió estudiar, y es producto de un sinfín de consecuencias. El motivo principal es la gran cantidad de profesionales del derecho que posee el Uruguay en relación a la población. De todas formas, si la elección es realmente vocacional, existe mercado para desarrollar las capacidades y las herramientas que la UDE brindó a lo largo de la carrera, motivado sobre todo por los docentes de primerísimo nivel con los que cuenta.

¿Qué herramientas específicas te brindó la universidad?

La UDE me brindó herramientas específicas tales como sentirme capacitado para afrontar el mundo profesional actual, donde lo primordial se encuentra en darle una solución integral al cliente desde el trabajo,  dedicación, sacrificio y seriedad.

Share This