Entrevista a Verónica Chevalier, Licenciada en Marketing, locutora y operadora de Radio Disney 91.9 FM. Conductora del programa “Viva la Tarde” en Sarandí 690 ADM. Voz en off del programa “Esta Boca es Mía” en el canal 12. Maestra de ceremonias y docente.

“La actualización debe ser constante y la capacitación una máxima de vida”

¿Qué significación tiene el marketing en tu vida?

El marketing es para mí una herramienta transversal, que se puede aplicar en todos los ámbitos de la vida. Considero que va mucho más allá de lo profesional, convirtiéndose en un valor fundamental con una enorme capacidad de adaptación que “abre la mente” de quien lo aprende, convirtiéndose en una llave maestra que permite obtener valor en diferentes planos, tanto profesionales como personales.

¿Cómo es un día para una empresaria tan dinámica?

No tengo demasiado tiempo para lo extra-laboral porque estoy trabajando simultáneamente en tres medios de comunicación (dos radiales y uno televisivo) pero en mis momentos libres adoro leer (en este momento en mi mesa de luz están “Serás mía o de nadie” de Diego Fisher y la saga “Millenium” de Stieg Larsson).  Cada tanto corro, sobre todo en carreras a beneficio o como representante de los medios en los que trabajo. Toco la guitarra y estoy aprendiendo violín… en resumen, me dedico a todo aquello que me ayude a liberar mi mente y bajar a tierra, eso mejora también la productividad a la hora de trabajar.

¿Qué sugerencia le brindarías a los jóvenes en estos tiempos de tanta competencia y capacitación?

Que todo lo que hagan, sea con el corazón. En el medio en el que yo trabajo, siempre se me dijo que “no iba a llegar” y que “no iba a poder” por no tener padrinos y ser muy joven, pero dedicándole horas y horas, un gran esfuerzo y estudiando siempre, logré un lugar que ni yo misma pensé alcanzar. Nada es imposible, siempre y cuando se ponga en ello todo el empeño. Y la actualización, capacitación e información constantes son llaves imprescindibles que abren muchas puertas, no solo por la aplicación laboral, sino porque la cultura general es básica en el medio demandante en el que nos desenvolvemos.

¿Cuál es la sinergia que hay entre tu familia y la vida profesional?

Mi familia me respaldó un 100%, desde el comienzo, porque decidí dar mis primeros pasos muy joven y su apoyo fue fundamental. Actualmente vivo sola con mi mascota, pero siempre me las ingenio para tener el tiempo suficiente y necesario con mi familia, mis amigos y mi pareja. Sinceramente tengo el privilegio de poder decir que no “trabajo” sino que voy todos los días a hacer lo que me gusta durante unas horas por lo cual no es una carga, pero me lleva mucho tiempo, por eso los afectos en mi vida son fundamentales y nunca los dejé de lado. Considero básico lograr el equilibrio justo entre lo profesional y personal, pues una vez conseguido ese punto, la productividad mejora junto con la motivación, la alegría y el buen humor.

¿Cómo te sientes y que filosofía puedes brindar a las nuevas generaciones?

Me siento privilegiada por haber podido consagrar mi vida a mi gran vocación. Valoro y agradezco todos los días esa suerte, pero a la vez sigo trabajando con el mismo esfuerzo y dedicación que al principio. Nunca fue posible, pero menos en la actualidad, considerar que uno “sabe todo”. La actualización debe ser constante y la capacitación una máxima de vida. En cuanto a mi filosofía, creo que no hay imposibles, que solo algún objetivo puede tardar un poco más en concretarse, porque si se pone todo el empeño del que uno es capaz, siempre se puede lograr. Considero que no existen los “finales tristes”, prefiero pensar que si es triste, es porque la historia aún no terminó.

Puedes seguir a Verónica en @VeroChevalier

Share This