Las características de esta novedosa forma de generación de productos de diseño

Una impresora 3D es un dispositivo capaz de reproducir un objeto sólido tridimensional mediante la adición de material, cuyo diseño se realiza en computadora. El proceso consiste en añadir material capa por capa y desde abajo hacia arriba. Generalmente se utilizan diversos  plásticos pero ya existen también en otros materiales como el metal.

“Si la revolución industrial de finales del siglo XVIII hizo posible la producción en masa de bienes de consumo, cambiando radicalmente la economía y la sociedad, ahora surge una nueva tecnología de fabricación que consigue precisamente lo contrario: la fabricación individualizada. La impresión tridimensional permite crear objetos personalizables según las necesidades y gustos de cada persona. Este nuevo sistema socava las economías de escala, cuestionando la necesidad de fabricar cientos o miles de unidades para abaratar el producto y que finalmente llegue al consumidor. El consumidor se convierte ahora en productor, el prosumer.”

En reciente visita a Chile tuvimos oportunidad de visitar “3D. Imprimir el Mundo”, una exposición en torno a la tecnología de impresión tridimensional y su impacto en distintas disciplinas, que luego de haberse presentado en Madrid, Buenos Aires y Lima, llega a Santiago.

Presentada en el edificio de la torre de Telefónica, que fuera hasta hace poco el edificio más alto de Santiago, sobre la propia avenida Alameda y a pocos metros de la sede de la Universidad Católica y del Centro Cultural Gabriela Mistral.

Esta exposición que nos permitió reflexionar sobre exploraciones que venimos realizando en UDE desde la Facultad de Diseño y Comunicación y repasar las características de esta, relativamente reciente, forma de generar objetos.

Características que plantean rupturas con los que se suponían como principios inmutables del diseño y de la producción , pero que hoy se ponen en duda. Veamos cuáles son los 10 PRINCIPIOS DE LA IMPRESIÓN 3D:

1 –LA COMPLEJIDAD NO ELEVA EL COSTO

A diferencia de los medios tradicionales de producción, en una impresora 3D, el que la forma de un objeto sea compleja, no genera mayores costos en comparación con otra forma simple.

Esto rompe con las políticas de fijación de precios tradicionales.

2 – LA VARIEDAD ES GRATIS

Abre el camino a la generación de series diversificadas. Esto rompe con la idea de producción en serie.

3 – NO PRECISA ENSAMBLAJE

Las formas se generan en un volumen continuo, sin necesidad de posteriores tareas de unión de partes. Esto rompe con la idea de producción en cadena.

4- ELABORACIÓN BAJO DEMANDA

Se puede producir un solo ejemplar o miles, según se necesite. No hay mayores costos por matricería, ni por puesta en funcionamiento de maquinarias, ni por aprovechamiento de materiales. Esto rompe con la estructura de cálculo de costos.

5- ESPACIO DE DISEÑO ILIMITADO

La forma ya no sigue al material. Puede ser cualquier forma. Esto rompe con el principio moderno de que la producción industrializada lleva implícita una geometrización de base euclidiana, fundamento racional de la “estética de la máquina”.

6- – NO PRECISA HABILIDADES MANUALES

La impresora por sí misma se basta. Dos operadores de muy distintas capacidades generan el mismo producto. Esto rompe con la idea de la capacitación en el oficio, alimentando la preocupación por el futuro del trabajo .

7- FABRICACIÓN COMPACTA Y PORTÁTIL

La producción de objetos puede realizarse en muy poco espacio y en cualquier lugar, mudando incluso de locación. No necesita  un taller o fábrica fijo. Esto rompe con la idea de la localización del trabajo en lugares o territorios específicos.

8 – MENOS RESIDUOS

El material que se utiliza es prácticamente el que forma al objeto. Esto rompe con la idea de que todo proceso productivo poluciona irreversiblemente el medio ambiente.

9- INFINITA VARIEDAD DE MATERIALES

Un mismo objeto puede ser reproducido en diversos materiales y colores sin duplicación de matrices ni necesidad de limpieza de las mismas. Esto rompe con el temor de que todo cambio implica más tiempo y más dinero.

10- PRECISIÓN EN LA REPRODUCCIÓN FÍSICA

El nivel de detalle y precisión es más que aceptable. Esto rompe con el concepto de que para que quede bien lo tengo que encargar a un especialista. Cada consumidor puede ser el productor de su propio mundo de objetos que lo rodea.

 

Arq. Andrés Rubilar, Decano Facultad de Diseño y Comunicación de UDE. Presidente de la Asociación Latinoamericana de Diseño, capítulo Uruguay.

Leave a Reply