Max Bill y la armonía del Diseño

El pasado 6 de setiembre se inauguró, en el 3º piso de la Sede Centro de la Universidad de la Empresa, una exposición en Homenaje al Diseñador Max Bill, fundador de la segunda Bauhaus.

Los estudiantes de la Licenciatura de Diseño Gráfico trabajaron el Ulmer Hocker (taburete de Ulm), como ejercicio del curso de metodología proyectual I.

Este trabajo se enmarca en la conmemoración de los 100 años de la Bauhaus. En la que Max Bill afirmaba que

“El buen diseño depende de la armonía entre la forma de un objeto y su uso.”

Para Max Bill el diseño tenía un clara función social y en la Ulmer Hocker, está simbolizado el esfuerzo por liberarse de la carga histórica. No sólo por el rechazo a la ornamentación decorativa, sino también al colapsar la distinción entre mesa de trabajo y silla, entre la actividad y el reposo.

La calidad incómoda del taburete fue percibida como una virtud al provocar en el usuario movimiento y actividad.

Max Bill diseñó el taburete Ulmer Hocker como asiento para los estudiantes de la recién fundada Universidad de Artes Aplicadas de Ulm.

Ligero y robusto, el mismo, se puede emplear de muchas formas: como asiento, mesa auxiliar o elemento de estantería, y también como contenedor para transporte, bandeja o centro de mesa.

La sencillez era, para Max Bill, mucho más que una reducción a lo estrictamente funcional.

“A través de la simplificación no solamente se excluye aquello que no es necesario, se busca al mismo tiempo todo aquello que es voluntariamente omnivalente y abierto”.

Todas estas ideas convergen en este pequeño taburete y lo convierten en casi un manifiesto. El resultado es una nueva interpretación tanto de la obra gráfica como del diseño del mueble.

Los estudiantes realizaron también un  producto editorial explicativo, a partir de sus investigaciones sobre el tema.

Leave a Reply