Una interrogante común en las personas, es qué habilidades comunicacionales aplicar que le permitan mejorar su relacionamiento interpersonal.

Conocer cómo funciona el cerebro, a la hora de comunicarnos con los demás, ya sea en forma verbal como no verbal, ¡es clave para poder incorporar nuevas habilidades y de esa manera lograrlo!

Entre las investigaciones más acreditadas y sobre todo más eficaces, es que se encuentra la PNL es decir la Programación Neuro Lingüística, que nace en la década de los años 70 en los Estados Unidos, a partir de estudios realizados por el Psicólogo Richard Bandler y el Doctor en Ciencias Lingüísticas John Grinder.

Los especialistas se preguntaban, cómo era posible que los tres terapeutas más célebres del momento de EEUU: Milton EricksonFritz Perls y Virginia Satir, consiguieran éxitos elevados en la aplicación de sus terapias, logrando la cura de sus pacientes, por lo que resuelven identificar los patrones de comportamiento tanto verbal como no verbal que utilizaban, no con la intención de iniciar una nueva escuela de terapia, sino con la intención de desarrollar nuevos modelos de comunicación efectivos.

Luego de largos estudios de observación y escucha activa durante sus terapias, llegaron a la conclusión de que, a pesar de tener personalidades bien diferentes, los tres aplicaban patrones de comunicación y comportamiento similares y lograban cambios duraderos y positivos en sus pacientes.

Finalmente, una vez depurados estos patrones de comunicación, construyeron un efectivo modelo de comunicación, que puede emplearse, entre otros aspectos, para lograr una comunicación más efectiva y así mejorar nuestro relacionamiento interpersonal, al que llamaron Programación Neuro Lingüística, PNL o también llamado el “Lenguaje del Cambio”.

Para lograr aportar una breve aclaración de su significado, la PNL es un término complejo que cubre tres sencillas ideas:

La palabra Programación, refiere a que todas las actividades que realizamos, así como todo lo que aprendemos, se traduce de manera codificada y ordenada en el cerebro. A medida que ese aprendizaje se refuerza, se va convirtiendo en un patrón de conducta.

La conducta desde el punto de vista de la PNL, es una manifestación externa (comportamientos, acciones, etc.) o interna (tensiones, alteraciones, etc.) de nuestros estados internos y éstos a su vez están provocados por nuestras representaciones internas (cómo nos imaginamos las cosas) que proceden de las experiencias registradas a través de nuestros órganos de percepción (vista, oído, etc.)

El término Neuro es el que abarca la idea fundamental de que todo comportamiento proviene de nuestros procesos neurológicos, por ende, trata de procesos que se llevan a cabo en el cerebro.

Es decir que tomamos contacto con el mundo exterior, a través de nuestros cinco sentidos:

  1. El canal Visual, a través de la vista.
  2. El canal Auditivo, a través del oído.
  3. El canal Cinestésico, a través de la sensación.
  4. El canal Gustativo, a través del sabor.
  5. El canal Olfativo, a través del olfato.

La parte Lingüística refiere a cómo utilizamos nuestro lenguaje tanto verbal como no verbal para transmitir nuestros pensamientos, el uno es el simple reflejo del otro en un nivel físico, es decir que cuerpo y cerebro forman una única unidad e inseparable, ¡un ser humano! 

La PNL opera más en el proceso y las formas que en el contenido, por lo tanto, lo que importa entonces es el cómo y no el qué.

Buena parte de los estudios de la PNL, nos aportan técnicas efectivas para detectar cómo pensar y comunicarnos de forma eficaz con nosotros mismos y con los demás, ya que lo que hacemos en la vida, está determinado por la manera en que nos comunicamos con nosotros mismos.

Lo que nos decimos a nosotros mismos, nuestra manera de movernos, de utilizar nuestras expresiones faciales determinan, en buena medida, la imagen que proyectamos de nosotros mismos.

Resumiendo, podríamos afirmar que la PNL es el estudio de la estructura de la experiencia subjetiva de las personas y cómo ésta influye en su forma de expresarnos tanto a nivel verbal como no verbal.

Tomamos la información que nos llega de otros e incorporamos experiencias con nuestros cinco sentidos, organizamos estos datos sensoriales para crear una representación del mundo, creamos puntos de vista de la situación y reaccionamos en consecuencia

Marianela Vignoli
Es Master Coach en PNL, Directora de MVC Consultoría y Capacitación desde el año 2012. Desde hace 12 años además es Gerente de Marketing Relacional y Contact Center de Cash S.A.
Actualmente es docente de grado y Seminarista de la Universidad de la Empresa y tutor de memoria de grado de la Universidad Católica del Uruguay.
Conferencista reconocida en diferentes ámbitos tanto a nivel Nacional como Internacional en temas relacionados con Ventas, Negociación, Servicio al cliente, Manejo de clientes difíciles y Comunicación Efectiva aplicando técnicas de PNL.

Leave a Reply