La Universidad de la Empresa (UDE), teniendo en cuenta la enorme importancia que tiene para la sociedad uruguaya y para el Gobierno de la República la entrada en vigencia de un nuevo Código del Proceso Penal, por el que se pasa del sistema inquisitivo al sistema acusatorio en el proceso penal, convocó a los principales protagonistas de la Justicia uruguaya a un seminario internacional con la presencia de referentes del Derecho de Argentina y España.

La convocatoria es para los días 5 y 6 de setiembre en el Hotel Radisson. Participarán por Uruguay el Ministro de la Suprema Corte de Justicia Dr. Jorge Chediak, Fiscal de Corte y Procurador General de la Nación Dr. Jorge Díaz, el Profesor Titular de Derecho Penal Dr. Germán Aller y el Decano de la Facultad de Ciencias Jurídicas, Mag. Dr. Ruben Correa Freitas.

Por Argentina, el Embajador de la República Argentina Dr. Guillermo Montenegro y el Profesor Dr. José L. Puricelli. En tanto, por España participará el Fiscal de la Corte Suprema de España Dr. Alvaro Redondo Hermida que presentará la conferencia “La argumentación jurídica en el juicio oral en materia penal”.

Redondo Hermida aceptó hablar de las características técnicas de la reforma uruguaya.

¿Qué características tendrá el nuevo estatus de los fiscales uruguayos comparado con la legislación Española?

La reforma representa la potenciación de la función investigadora del Fiscal y, al propio tiempo, representa una elevación sustancial de la relevancia institucional de dicha autoridad. En España, el Fiscal no es un funcionario del Gobierno, sino una autoridad constitucional, que funciona de modo autónomo respecto del Gobierno, si bien de modo unitario gracias a una jerarquía interna. Ello ha determinado que todavía en España el Fiscal no es el instructor de los procesos, salvo los que afectan a menores delincuentes, pero se está en vías de cambiar el modelo para consagrar la figura del Fiscal instructor.

Sabido es que los fiscales se harán cargo de la investigación en el terreno. ¿Cómo deben prepararse los fiscales uruguayos para este nuevo sistema?

Los fiscales uruguayos deberán contar con medios adecuados para asumir la función investigadora y sus asociaciones pueden colaborar con el Gobierno a tal efecto. Asimismo, el modelo del fiscal investigador está conectado íntimamente con el proceso penal oral, por lo que la actuación del fiscal deberá adaptarse a tal sistema. Ello impondrá una mayor dedicación a las técnicas de defensa oral de la acusación, lo que implica el dominio de las técnicas de comunicación adecuadas.

¿Qué conocimiento, desde el punto de vista técnico, aportará el seminario que usted va a dictar?

El seminario aporta elementos de interés para todos los juristas y sus colaboradores. Por un lado, se analiza la forma de argumentar en Derecho, que no es coincidente con otras formas de razonamiento y exposición. Además, se aportan técnicas de alegación oral, que tampoco se solapan con las habilidades propias de la oratoria política, tan consolidada en democracias parlamentarias como el Uruguay.

¿Este nuevo método mejora las garantías para los ciudadanos?

El juicio penal debe ser oral, por cuanto de este modo se asegura una mayor independencia del juzgador, que debe actuar ante el pueblo, y no sólo para el pueblo. Además, se asegura una mayor igualdad de armas en el proceso, porque el Fiscal debe alegar y debatir en igualdad de condiciones con la defensa y no parapetado en su condición institucional. Por último, la transparencia del proceso aumenta y, de este modo, se visualiza mejor el principio democrático que postula que la justicia emana del pueblo y se administra en su nombre y por su autoridad.

¿Esta modificación del sistema garantiza un mejor servicio de justicia?

La justicia está al servicio del pueblo, pero además es ejercida en nombre del pueblo y bajo su inmediata inspección. Esta última condición no se alcanza plenamente si el proceso no es oral, porque la reserva es poco amiga de la exigencia de responsabilidad. No se trata de que se haga justicia para el pueblo, ni siquiera por mandato del pueblo. Se trata de que la justicia se haga ante el pueblo de modo que cualquier ciudadano tenga la convicción de que el proceso es transparente, sin ámbitos oscuros o cerrados.

UDE_Seminario_Internacional Uruguay

Share This