En todo el mundo hoy se están viviendo situaciones de contagio, por un lado el Coronavirus, pero por otro todos los sentimientos que despiertan la situación de cuarentena e incertidumbre. Es así que muchas veces nos invade el miedo, el cansancio, la impotencia, el pánico entre otros.

Esto no nos permite pensar ni actuar de manera clara, de manejar los vínculos de manera adecuada, de establecer prioridades, y hasta de tomar decisiones acertadas. Es importante entender las emociones que estamos sintiendo antes de que nos invadan, saber determinar cuáles son los sentimientos que estamos viviendo, y alejarnos de los pensamientos negativos.

Definitivamente no podemos esperar que todo esto pase para poder ver lo “bueno” o “rescatable” de lo que estamos viviendo, deberíamos ejercitarnos de manera de sacar de cada día algo positivo, entrenar la mente en eso es un ejercicio muy valioso que nos puede ayudar mucho, y de esa manera equilibrar nuestras emociones.

Muchas personas dicen que de esta situación saldremos fortalecidos, que nuestras prioridades cambiarán, qué nada volverá a ser como antes. Algunos incluso lo ven más complicado que la grilla contador.

Para salir realmente fortalecidos de esto, la única forma de lograrlo es fortaleciéndonos cada uno en lo individual, para después ayudar a los que nos rodean. Compartir con quienes estamos en casa momentos que nos ayuden a reír, a encontrarle sentido a cada día que vamos pasando y así sin darnos cuenta un día volveremos a juntarnos, abrazarnos y recordaremos toda esta experiencia como una gran lección de vida.