UDE comienza una nueva serie de artículos de amplio interés en donde se compartirá información de autores de primera línea.

👉 ANTERIOR ARTÍCULO: Cómo organizar tus aplicaciones de manera limpia👈

El turismo es un sector en auge y va por más. Uruguay está recibiendo tantos visitantes al año como habitantes tiene. La gran mayoría son argentinos y brasileños, pero paulatinamente se observa la creciente presencia de turistas internacionales cuyo destino trasciende a un país y el objetivo es conocer la región, lo que exige nuevas propuestas integradas, así como de mayor calidad y cantidad de las propuestas.

Conscientes de esta necesidad, el Ministerio de Turismo está liderando con el apoyo de distintas intendencias, nuestra inserción en la Ruta jesuítica internacional. Esta propuesta turística aglomera a aproximadamente 100 pueblos de Argentina, Brasil, Bolivia, Paraguay y Uruguay. Los gobiernos de los 5 países cuentan con el apoyo financiero del BID, para poner en valor el proyecto político, educativo y productivo de la Compañía de Jesús para la frontera de la Cuenca del Río de la Palta desde comienzos del siglo XVII hasta su expulsión en 1767.

El turismo cultural, en general es altamente demandante tanto para los actores públicos como privados. En particular, requiere creatividad y formación de parte de los operadores, incluso el involucramiento social con el circuito. Pero ¿cómo facilitar ese proceso? Más aún, ¿cómo ayudar al operador a captar un cliente escurridizo y al turista  a  entender lo que ve de una forma amigable? Sobre todo, cuando sus intereses y necesidades son altamente disimiles y muchas veces se agregan las barreras idiomáticas.

Las nuevas tecnologías de la información y las comunicaciones (TIC´s) bien pueden coadyuvar en  la tarea de aumentar la calidad de la oferta turística y promocionar adecuadamente los recursos de un destino cuyos datos relevantes estén integrados en un sistema. En particular, la aplicación de Realidad Aumentada surge como una opción que muchos países han incorporado como herramienta funcional al turismo. Esta técnica permite que el mundo real visualizado por la cámara de un dispositivo como un Smartphone, pueda enriquecerse con elementos virtuales que coexisten con la imagen capturada, gracias a la localización detectada por el GPS.

Fuente: VIDOZ  Natalia. “Turismo de Segovia ofrece guía en Realidad Aumentada”  31 ene, 2011

 

La fusión entre lo real y lo virtual le brinda al visitante muchas posibilidades. Conocer información sobre el lugar en su lengua. Por ejemplo, con sólo apuntar la  pantalla del teléfono a la grasería de la Estancia de Nuestra Señora de los Desamparados inmediatamente aparecen  personajes y situaciones que recrean la forma de producir el jabón que se hacía allí, además utensilios,  maquetas, pinturas antiguas, o fotos del proceso de acondicionamiento para ser puesto al servicio del público.

Esta tecnología permite también convertir la visita en un juego  ya sea a través de preguntas geolocalizadas sobre esculturas o edificios por las que va pasando,  o mismo  de videos juegos. De forma similar tiene aplicación en los museos y exposiciones. En efecto, ha llegado la hora de la Gamificación en el marco de los monumentos históricos, sin dudas, una divertida forma de aprender y volar con la imaginación.

Por último, facilita para encontrar paradas de ómnibus o  un lugar para comer sabiendo de antemano el menú o promociones especiales.

Desde el punto de vista de los operadores sobre todo hoteleros y gastronómicos, abre una nueva modalidad de captar clientes varias veces más amplía que las tradicionales a una inversión menor.

Fuente: Fernández García Carlos. “Viaje 2.0 con Realidad Aumentada

Conclusión

La Realidad Aumentada se está imponiendo en el mundo con gran éxito. La fusión con el turismo histórico- cultural se traduce un gigantesco negocio que requiere de mano de obra muy calificada en diversas áreas. En efecto, desde informáticos a publicitarios tienen en sus manos la tarea de amalgamar utilidad, información, y entretenimiento.

Referencias


Adriana Clavijo es Magister en Historia del Mundo Hispánico (CISC, Madrid)  y profesora de la Universidad de la Empresa, Montevideo, Uruguay.


 

 

👉 ANTERIOR ARTÍCULO: Cómo organizar tus aplicaciones de manera limpia👈

Share This