La educación ocurre cada vez más fuera de las paredes de las instituciones educativas y se derrama por espacios no formales, utilizando instrumentos que obligan a asumir nuevos retos a los distintos actores de la comunidad educativa, enfrentados a los cambios y nuevos desafíos que trae la educación virtual.

Desde el acto didáctico podemos visualizar dos categorías principales en el análisis del mismo. Uno referido a la analítica de la enseñanza en la construcción de la planificación curricular y su impacto en la experiencia didáctica.

¿Qué es la Analítica del Aprendizaje?

El análisis del aprendizaje es la medición, recopilación, análisis e informe de datos sobre los alumnos y sus contextos, con el fin de comprender y optimizar el aprendizaje y los entornos en los que se produce, tal como se definió en 2011 en la primer Conferencia sobre Learning Analytics. La educación virtual nos invita a reflexionar sobre el uso de Analítica del Aprendizaje, para acompañar a los estudiantes en el proceso que transitan en estos nuevos entornos.

 

¿Qué aporta la Analítica del Aprendizaje?

Es estos contextos virtuales se generan múltiples interacciones e información sincrónica y asincrónica, no siempre visible para todos los actores involucrados. La Analítica del Aprendizaje nos aporta nuevas herramientas para apoyar y mejorar la experiencia de aprendizaje y los logros de los estudiantes.

Tiene como aporte sustancial la identificación de patrones de interacción en los diferentes órdenes del acto didáctico; analizando las actividades donde los estudiantes logran los mejores resultados y los recursos utilizados para tal fin. Esto permite escalar la información y realizar el análisis de los contenidos más eficientes. Visualizando las mejores prácticas que aportan al avance del curso y que disminuyen el riesgo académico y/o desvinculación del estudiante.

 

¿Cómo aporta la Analítica del Aprendizaje?

Realizando correlación cruzada de datos con el fin de obtener información confiable sobre el aprendizaje de los estudiantes. Identificando las preferencias de los estudiantes para adaptar los materiales usados en un curso.

Los Sistemas de Gestión de Aprendizaje -LMS por sus siglas en inglés- nos permiten almacenar información relacionada al desempeño de los estudiantes de una forma rápida y efectiva; visualización y reportes de información; y hasta algunos más completos dashboard personalizados.

 

¿Para qué aplicar Analítica de Aprendizaje?

La Analítica de Aprendizaje aporta a la toma de decisiones en la elección de la secuencia de contenidos, materiales y recursos a utilizar.

Otra función es detectar a los estudiantes con riesgo potencial y alertar a los profesores para mejorar el rendimiento académico e insumos de la planificación del desarrollo curricular.

Permite estimular el aprendizaje autónomo del estudiante. Detectando por medio de la interacción con los contenidos sus fortalezas y debilidades, curva de aprendizaje y hábitos de estudio que pueden ser mejorados.

También nos brinda herramientas de predicción para obtener información basada en el uso e interacción de estudiantes en la plataforma, determinar comportamientos y generar alertas que den soporte al profesor para prevenir situaciones de fracaso académico.

Surgen también un nuevo campo de investigación sobre las Analíticas de Aprendizaje Social, que son aquellas que actúan sobre los datos generados en las interacciones sociales que tanto se permean con el ámbito educativo.

Siguiendo las preguntas que se plantea Gabriela Sabulsky (2019), “¿con quién se aprende en los entornos virtuales?, ¿cómo entender la interacción social en ciertas condiciones pedagógicas?, ¿cómo se da la experiencia distribuida, la colaboración de los estudiantes en ámbitos virtuales?”, potenciadas en esta nueva realidad educativa, podemos seguir indagando sobre el impacto que tienen las Analíticas de Aprendizaje Social en el proceso social y colectivo que supone el aprendizaje.

 

Conclusiones

La Analítica del Aprendizaje nos debe simplificar el proceso de diagnóstico, seguimiento y evaluación del estudiante, no hacerlo más complejo. En este sentido, la comunidad educativa debe trabajar con los equipos de Analítica del Aprendizaje en la creación de soluciones útiles, que logren dar respuesta a las necesidades reales del contexto y entorno elegidos.

Los datos por sí solos no influyen en la experiencia del aprendizaje del estudiante. Cada mensaje, cada wiki, cada foro, cada descarga, cada inicio de sesión, cada prueba realizada, por su naturaleza digital se vuelve visible dejando una huella que genera las interacciones entre el estudiante y su aprendizaje.

Es la relación de los mismos con el profesor lo que brinda el diferencial para mejorar la experiencia didáctica y comprender mejor en base a teorías que ayuden a vislumbrarlos complejos procesos que genera el aprendizaje.

 

Bibliografía de Analítica de Aprendizaje

Prof. Domingo Pérez es Profesor de Enseñanza Media especialidad Informática y Matemática, egresado del Instituto Normal de Enseñanza Técnica (INET) y del Centro Regional de Profesores del Suroeste- Colonia del Sacramento, (CeRP del SW). Su área de investigación es reusabilidad de Recursos Educativos y Analítica de Aprendizajes en plataformas educativas.

Se desempeña como profesor efectivo en Informática y Matemática en el Consejo de Educación Secundaria y Consejo de Educación Técnico profesional. Ejerce como profesor de Programación y Lógica en el CeRP del Suroeste (CFE)

Es docente de Matemática Discretas, Base de Datos y Coordinador de la Licenciatura en Informática de la Facultad de Ingeniería de la Universidad de la Empresa – Sede Colonia.

Analitica-aprendizaje-Domingo Pérez