Para adaptarse a las nuevas necesidades de la sociedad, las Instituciones Educativas han experimentado un cambio. Generando un desplazamiento de los procesos de formación, desde los entornos convencionales, hasta otros ámbitos, como el ciberespacio. 

El ámbito del aprendizaje varía así de forma vertiginosa. Las instituciones de educación tradicionales, tienen que reajustar sus sistemas de distribución y comunicación. Este proceso implica pasar de ser el centro de la estrella de la comunicación educativa a constituir simples modelos de un entramado de redes entre las que el estudiante se mueve en unas coordenadas más flexibles. 

El cambio de paradigma educativo que trae aparejado un cambio de paradigma en el modelo comunicacional, ha exigido en las instituciones de educación mayor flexibilización, para adaptarse a nuevas modalidades de formación que resultan alternativas y se encuentran acordes a esta nueva sociedad. 

La mejora de la calidad educativa, implica que las instituciones necesariamente se involucren en procesos de mejora de la calidad continua y esto se traduce gran medida en procesos de innovación docente apoyada en las TIC.

Para esto se necesita un fuerte compromiso institucional, participación activa y motivación de los docentes. Las modalidades de formación apoyadas en las TIC llevan a nuevas concepciones del proceso de enseñanza aprendizaje, que acentúan la participación activa del estudiante en el proceso de aprendizaje; la atención a las destrezas emocionales e intelectuales a distintos niveles; la preparación de los jóvenes para asumir responsabilidades en un mundo en rápido y constante cambio.A su vez, la educación debe generar la flexibilidad en los estudiantes, para entrar en un mundo laboral que demandará formación a lo largo de toda la vida; y las competencias necesarias para este proceso de aprendizaje continuo.

En este cambio, el rol del docente también se transforma, ya que el formador deja de ser fuente de todo conocimiento y pasa a actuar como un facilitador de los estudiantes en sus procesos de aprendizaje. El docente participa del proceso suministrando el uso de recursos y herramientas necesarias para que los estudiantes exploren y elaboren nuevos conocimientos y destrezas. En este sentido, el profesor pasa a actuar como gestor y acentúa su papel de orientador y mediador de las experiencias de aprendizaje. Este cambio, llevado a entornos virtuales, requieren una doble adaptación por parte de docentes anclados en los viejos paradigmas, ya que deben modificar su rol al tiempo que adaptarse al nuevo entorno.

Los sistemas de enseñanza aprendizaje en entornos virtuales son procesos de innovación pedagógica basados en la creación de las condiciones para desarrollar la capacidad de aprender y adaptarse.

Los procesos de calidad educativa implica saber entender las necesidades de nuestros estudiantes, que la buena comunicación requiere que dominemos los canales y modalidades que nuestros estudiantes dominan, y diseñar una buena experiencia en su proceso de aprendizaje para que se torne en aprendizaje significativo.

En este marco y dada la realidad que estamos viviendo, en un contexto de pandemia mundial, la Escuela de Desarrollo Empresarial de UDE abrió una oferta de formación 100% virtual para ganar el tiempo, para seguir aprendiendo, porque sabemos que seguís pensando en tu futuro y nosotros también. Hagamos que las cosas sucedan en casa. Hoy podemos empezar a crear nuestro futuro. Anímate y sumergite en una metodología innovadora de educación en manos de excelentes profesionales que están preparados para orientarte según tu experiencia de aprendizaje.

Mag. Carolina Abuchalja:

Directora de Facultades y Miembro del Rectorado

Leave a Reply