Estamos preparados para el cambio en el paradigma educativo

El cierre de los centros educativos y la sustitución de las clases presenciales por la formación online y a distancia es indispensable para superar la crisis sanitaria en la que nos encontramos. Sabemos cómo hacerlo. Desde hace varios años la Universidad de la Empresa (UDE) viene explorando diversos métodos para desarrollar la enseñanza a distancia.

Como diseñadores, debemos ser conscientes de los caminos que tomamos, las consecuencias de nuestras decisiones, así como del potencial cambio que podemos llevar adelante como profesionales universitarios.

Como las principales universidades del mundo, nuestros técnicos y docentes han participado de capacitaciones a nivel internacional para poder implementar las tecnologías en la educación. La universidad ha invertido en software para la enseñanza y formación. Llegó la hora de aplicar lo aprendido.

Entre los efectos negativos del cierre de los centros educativos se encuentra que una parte del aprendizaje podría no recuperarse, pero de todas maneras pueden atenuarse si hay una respuesta coordinada y no se alarga en el tiempo.

La necesidad de dar o recibir clases desde casa empieza a crecer frente a la expansión del Covid -19 (coronavirus) y el cierre de centros educativos en todas las comunidades.

El sistema educativo se enfrenta a un reto sin precedentes a escala planetaria. La evidencia empírica indica que un importante porcentaje de alumnos y profesores tendrán que cambiar el formato de las clases ante la imposibilidad de impartirlas presencialmente.

Se trata de un modelo de enseñanza en auge que permite flexibilidad de horario sin salir de casa y que la pandemia por coronavirus ha hecho que tenga que implantarse en nuestro país de manera urgente.

Tenemos a nuestro alcance varios tipos de contenidos para divulgar conocimientos: artículos de prensa, artículos científicos, vídeos, documentales y otros materiales elaborados por el equipo docente.

Los docentes envían a los alumnos contenidos que los estudiantes pueden ver o leer de manera independiente y aprovechar el tiempo docente-alumno para preguntas, dudas o poner en práctica lo visto.

En el caso de actividades grupales existen plataformas para hacer videoconferencias y que permiten hacer clases en vivo con muchos participantes: Skype, Zoom, entre otros. El docente puede explicar y enseñar materiales del mismo modo que lo haría en una clase presencial.

Este nuevo modelo basado en la enseñanza a distancia y rompiendo con barreras de tiempo-espacio puede llegar para quedarse. Se trata de una evolución del mundo educativo que lleva tiempo con nosotros: el homeschooling tendencia en algunos que han abierto el camino a un nuevo paradigma educativo.

La situación en la que nos estamos enfrentando nos obliga a repensar la manera en la que planteamos la enseñanza y sabemos cómo hacerlo.

Carolina Abuchalja:

Directora de Facultades y Miembro del Rectorado

Leave a Reply