Una reflexión sobre el impacto de la pandemia en las diferentes generaciones

El año 2020 se recordará como fin de una era y el comienzo de otra, donde la vida cambió radicalmente a nivel planetario, con gran impacto en lo social, económico, político y científico. Tuvimos que cambiar nuestros hábitos, nuestra manera de formarnos, de comunicarnos, ejercitarnos, trabajar, y hasta la manera de socializar. Las reuniones familiares, de amigos, las fiestas, el entretenimiento y la vida al aire libre pasaron a realizarse en espacios físicos reducidos y en espacios virtuales.

El Covid-19 nos obligó de manera abrupta a adelantarnos en el tiempo, a adelantar los procesos de transformación digital que ya se venían dando, y a revalorar las relaciones humanas cuando estamos en contextos de encierro, en especial para los más jóvenes.

Es interesante observar estos cambios según las distintas generaciones, que han ido respondiendo de manera diferente.

Generación Baby Boomers (1946 – 1964)

Estamos hablando de personas que tienen entre 56 y 73 años, que se caracterizan por ser comprometidos, autosuficientes y competitivos. Es una generación que fue formada para liderar grupos e identificar qué rol desempeña cada miembro. De acuerdo con sus perfiles, tienden a generar equipos, y menos al individualismo. Están comprometidos con el contexto que los rodea.

Estas cualidades son apreciadas por las organizaciones y sus planes de desarrollo de su productividad y competitividad. En general, presentan baja rotación de personal, ya que lo que buscan es estabilidad.

Su compromiso los convierte en necesarios para las compañías actuales, interesadas en contar con trabajadores fieles. Por sus trayectorias de vida, cuentan con un know-how valioso en los contextos en que se desarrollan.

Los “baby boomers” nacieron en un contexto donde la tecnología era ajena a ellos, no tenían un contacto directo con la tecnología. A pesar de que actualmente pueden utilizar celulares, computadores, aplicaciones, entre otros, la pandemia los obligó a familiarizarse mucho más con los medios digitales para poder abordar el aislamiento del confinamiento.

Algunos han podido adaptarse, porque o lograban entender los medios que tenían para informarse, comprar, socializar, o quedaban fuera del sistema. Otro grupo no lo ha logrado aún, aunque va en aumento el nivel de uso de los medios de comunicación virtuales, tanto por las condiciones de accesibilidad y los bajos costos.

 

Generación Generación X (1965-1980):

Esta es una generación que se caracteriza por vidas activas, en general equilibradas y positivas que dedican gran parte de su tiempo libre a la cultura, el ocio al aire libre, entre otras actividades. En el año 2011, la Universidad de Michigan llevó adelante un estudio de largo plazo en estas poblaciones que los identificó como “activos en sus comunidades, mayormente satisfechos con sus empleos y capaces de equilibrar el trabajo, la familia y el esparcimiento”.

Entre las personas que fueron objeto de estudio se identificaron las siguientes características:

  • son personas entre los 40 y 55 años de edad, que transitan por una etapa de la vida que los caracteriza como  recursivos, lógicos y buenos resolviendo problemas
  • es una población laboralmente activa
  • son padres de familia que necesitan estar muy presentes puesto que tienen hijos que aún no cumplen la mayoría de edad y que necesitan asistencia en sus actividades académicas, que ahora también son virtuales.

La Generación X se muestra activa y comprometida con sus respectivos contextos y se han adaptado, con una facilidad considerable, a las nuevas tendencias tecnológicas y al uso de las redes sociales o los dispositivos tipo smartphone.

Su proceso de aprendizaje, en el uso de las diferentes herramientas tecnológicas, ha sido relativamente rápido, porque han comprendido las ventajas que aporta el desarrollo tecnológico a sus diferentes actividades y calidad de vida.

 

Generación Millennials (1981 – 1996):

Estos jóvenes, nacidos a partir de los 80, son una generación digital e hiperconectada. En general, los millennials (o Generación Y) son más seguros, curiosos, cuestionadores de lo establecido por las generaciones anteriores. Se ubican entre los 24 y los 39 años, y son la primera generación de nativos digitales, experimentaron el nacimiento, la consolidación y la expansión de internet.

Los nativos digitales toman como natural e indispensable contar con tecnología en todas las tareas que realizan, incluso en la social como son las redes.

En esta nueva era, sí se vieron afectados respecto de su libertad social, salir con amigos, viajar, pero utilizaron las tecnologías de comunicación con más eficiencia que en el pasado.

Son la generación de la transición entre lo análogo y lo digital, por lo tanto, ellos han ido creando y utilizando nuevos instrumentos y modalidades en desarrollar la tecnología para trabajar, estudiar y entretenernos.

 

Generación Centennials (1997 – a la actualidad):

Esta generación llamada centennials (o generación Z), que se ubica entre los 8 y 22 años, se diferencia de los millennials, por el uso intensivo de la tecnología de comunicación e información y de los contextos digitales, la tecnología es su modo de vida natural, así como para relacionarse con el entorno.

En general se los cataloga como más seguros, saben lo que quieren y usan de manera permanente los espacios digitales, ya que pueden acceder y navegar en las redes con mayor fluidez que las generaciones anteriores.

Los centennials no solo son nativos digitales, sino que además tienen como parte fundamental de su vida las redes sociales. Para ellos es inimaginable solo vivir en un entorno analógico, serían incapaces de interactuar en un mundo sin pantallas. De hecho, se podría decir que las pantallas son extensiones de sí mismos.

Los centennials han crecido sobreexpuestos a la información, y quizá por eso están más conectados a la realidad.

La educación virtual para ellos no es un reto, más bien es una opción motivadora. Es decir, que el desafío para ellos está en cómo mantenerse entretenidos y cómo ocupar su tiempo de manera productiva más allá del uso de las aplicaciones de entretenimiento como por ejemplo Tik Tok.

 

Ahora bien, ¿cómo ha impactado la pandemia entre estas generaciones? Se puede decir que ha comenzado una nueva generación llamada “c por Covid”. ¿Qué pasará con esta generación en cuanto a sus estudios, su relacionamiento social, su proyección profesional? ¿cuánto ocupará la tecnología en sus vidas?

Han sido y están siendo partícipes de una gran crisis y han interiorizado que somos frágiles y vulnerables. En un mundo como el que se avecina, que estará marcado por la incertidumbre como lección aprendida. Quizás esto los prepare mejor para ese futuro. La experiencia de los ‘centennials’ de vivir en entornos inseguros les dará una «ventaja adaptativa» frente a otras generaciones, pero quizás también más caos.

De la capacidad de resiliencia de los jóvenes dependerá su adaptación a las facetas más agrestes del mundo “poscovid”. La “generación que se viene”, y que la pandemia por coronavirus podría dejarnos, estaría mucho más orientada hacia la socialización digital que podría potenciarse en la tecnología desde el hogar.

Es probable que los medios de transporte cambien, la gente se quede más en su casa, y que el teletrabajo haya llegado para quedarse. La crisis del coronavirus debería enseñarnos el alto costo de ignorar los peores escenarios y poner más atención a la ciencia.

La generación Covid, independientemente de la edad, raza o género es parte de algo distinto, dando comienzo a una nueva generación donde surgirán nuevos valores, creencias y conocimientos para enfrentarse a los retos que nos depara el futuro.

De allí que la Educación debe prepararse para estos escenarios futuros y enseñar a las nuevas a generaciones a construir una sociedad diferente.

Mag. Carolina Abuchalja:

Directora de Facultades y Miembro del Rectorado

Carolina-Abuchalja-w