Muchas veces escuchamos, leemos o vemos distintos informes que nos hablan de como nuestra vida cambiará con la presencia de los robots. Estos sustituirán a muchos trabajadores, nos darán grandes beneficios (en las más diversas situaciones de la vida diaria) y ¿podrían poner en peligro nuestra vida?, como ocurre en el argumento de la saga Terminator.

Pero ¿cuándo sucederá esto?, y ¿qué tan drástica será la transformación de nuestra cotidianeidad? Son preguntas que nos veníamos haciendo y que, con los vertiginosos cambios, en varios aspectos de la sociedad, ocasionados por la pandemia actual (que ha sido de alto impacto en la salud, en la economía, en la vida familiar y social) tendemos a formularnos con más frecuencia.

Pero vamos al “principio”, el término Robot proviene de Robota que significa “trabajo duro” en checo y también en varios otros idiomas de origen eslavo. Fue el dramaturgo checo  Karel Čapek, en realidad gracias a su hermano, Josef (según algunas fuentes), quien puso sobre la mesa el término en una obra de principios del siglo veinte. Pero la historia viene, por lo menos, desde hace dos mil años atrás con los griegos y las primeras máquinas “robóticas”.

Es en el siglo pasado, cuando el tema toma gran impulso con diversas propuestas obteniendo los resultados más variados. Entonces, ¿cuándo vendrá la “era robótica”?

La respuesta a dicha pregunta es: ya llegó y prácticamente no nos dimos cuenta. Tanques de guerra no tripulados, en Estados Unidos, los que funcionan en forma totalmente autónoma, sistemas de defensa navales capaces de detectar, identificar, seleccionar el tipo de arma a utilizar y decidir en qué momento destruir una amenaza (con 100% de efectividad), en Rusia, o la conocida Sofía (robot humanoide capaz de interactuar en forma “natural” ) la cual incluso nos visitó recientemente o “médicos robóticos”, en China, preparados para atender a pacientes en forma totalmente independiente; todo ello, entre muchos otros ejemplos, como plantas automotrices automatizadas o vehículos autónomos de transporte de pasajeros o cargas en ciudades inteligentes “muy adelantadas” existe actualmente. Bueno pero, a veces se sostiene,  “esos son casos especiales de investigación o de áreas muy sofisticadas del primer mundo…”

Impacto de los robots

Quizás…, pero en realidad es más común de lo que pensamos encontrarnos cara a cara con estas realidades tecnológicas. Colegios enseñando Robótica por toda la ciudad de Montevideo, desarrollo de vehículos autónomos en Carrasco, racks robotizados de manejo de depósitos (en el barrio Brazo Oriental), “drones” que distribuyen paquetes en un barrio privado, una aspiradora robótica (que podemos tener en cualquiera de nuestras casas por menos de $ 10000), marcan que la Robótica está entre nosotros. Estos son solo algunos ejemplos y, obviamente, existen muchos otros de los cuales ni nos damos cuenta de que nos rodean ya desde hace bastante tiempo. Ello no sólo ocurre con hardware sino también con software que, a lo largo y ancho de nuestro país, marca que los robots están entre nosotros….

Tenemos un mundo de desafíos y oportunidades en Educación, Salud, Negocios, entre numerosas otras áreas para así contribuir a desarrollar un mundo más humano y solidario.

Mag Daniel Jenci decano de la Facultad de Ingeniería – UDE

Mag. Daniel Jenci - Decano Facultad de Ingeniería