EL ZOOM DE LA TRANSFORMACION

La nueva situación mundial, puso a prueba a mucho “players” del  ecosistema digital. A pesar de la experiencia consolidada y el conocimiento del mercado, la demanda de los consumidores saturó el canal, demostrando que no estaban preparados para cubrirla. Obligando a supermercados, farmacias, empresas de logísticas, universidades y tiendas de E-Commerce a crear, modificar o transformar sus procesos para adaptarse. 

Esta nueva aceleración digital demanda acciones inmediatas en todas las áreas, no solo cubriendo aquella necesidad sino también como una forma de subsistir. La relación con el mundo físico y virtual ha cambiado. 

¿Oportunidad digital? 

Gran parte de la población ya comenzó a probar las ofertas y servicios que se ofrecen digitalmente. Las redes sociales incrementan su interacción, la ofertas de formación online crecen , el consumo de los medios digitales aumenta, el WhatsApp duplica su uso y el comercio electrónico dispara sus ventas.  Estamos ante un usuario hiperconectado, más audáz y sin miedos. 

El momento para ejecutar acciones digitales, sin duda, es ahora; pero el escenario para el que algunas empresas se venían preparando cambió.
Ingresar al mundo online con urgencia, sin dirección y planificación puede llevar al negocio a una peor situación. Es erróneo creer que se trata de simplemente abrir un tienda online, ingresar en las redes sociales e invertir dinero para promocionarse. No alcanza con hacer las mismas cosas que se venían realizando, de diferente forma, con el simple uso de las tecnologías digitales. 

Debemos potenciar las oportunidades y ventajas que ellas nos ofrecen para realizar múltiples cosas, que antes no se podían imaginar. La sustitución de herramientas por otras más modernas puede ser un comienzo, pero es necesario reconocer que el cambio profundo se produce en el entorno e implica redefinir tareas y proceso en todas las áreas de la empresa. 

Sin una transformación digital de alcance técnico y cultural no hay un futuro posible. Es un desafío que requiere tiempo, coraje e inversión. 

El Chip Digital

Una verdadera digitalización requiere un nuevo chip. Este es uno de los desafíos mas difíciles de incorporar. La empresa deberá respirar un aire digital en todas sus áreas y de esta manera contribuirá en potenciar la innovación, plantear nuevos retos y sobre todo, estar alineados al mundo actual. 

Y después que…

Este nuevo escenario instalado implicará nuevos cambios en los hábitos de consumo y trabajo que acabarán siendo estructurales en los próximos años. Nuevas profesiones surgirán, la brecha digital se acortará y la relación con los clientes será más personalizada, entre otras cosas. 

Todo cambio crea una nueva oportunidad para crecer, innovar y rediseñarse. 

Subsistirá aquel que pueda entender que su negocio o profesión no será el mismo en un futuro inmediato, no muy lejano y demasiado cerca…

Prof. Gabriel Calderon:

Docente de la Escuela de Desarrollo Empresarial de UDE