Mas que interesante resulta conocer el caso de la UDE,  el cómo vivió la transformación  digital y el tremendo esfuerzo que significó pasar de la formación presencial a la formación a distancia en tiempo record, mas que nunca se nos  vino a la mente la célebre frase de Charles Darwin: “No es el más fuerte ni el más inteligente el que sobrevive, sino aquel que mejor se adapta a los cambios”. No cabe duda que en tan solo un par de semanas nos  permitió pasar con éxito de la enseñanza presencial a la formación on line, manteniendo su docencia y servicios. 

Los profesores ante esta situación entendimos perfectamente que algunas veces enseñamos  , pero la mayor parte del tiempo pasamos aprendiendo y así sucedió,  en dos semanas aprendimos tecnologías y metodologías, pasamos a utilizar videoconferencias y plataformas y también  dimos  vuelta a la tuerca (flipped classroom) , en el cual el alumno pasa a ser protagonista y el docente un moderador, director de debate, un coordinador, un consejero , un consultor una persona que traspasa  el protagonismo al alumno.

Los alumnos  han tenido un comportamiento ejemplar ante la adversidad , han decidido no posponer lo mas valioso en cuanto su capital , la formación , sin duda que entendieron muy bien los que decidieron proseguir sus estudios, ellos internalizaron en su fuero más íntimo,  aquello que de que hay dos tipos de  personas en el mundo; los que ven los problemas como problemas y aquellos que ven los problemas como verdaderas oportunidades de superarse , sin duda los profesores notamos a través  de nuestras  clases , que nuestros alumnos vieron la adversidad como oportunidad de formarse  como de a lugar, una gran oportunidad. 

Los directivos  de nuestra institución, jugaron y juegan un rol fundamental ante la mala pasada que el entorno nos presentó, nos presenta y nos presentará en el futuro ya que todo será diferente, estimo que nos motivó enormemente los que llevamos en el ADN como directivos, en la cual entendemos que somos lo que hacemos día a día, por lo cual la excelencia no es un acto sino un hábito 

Los profesionales y administrativos que siempre están en la primera línea tuvieron la actitud extraordinaria de alineamiento con las directrices de la emergencia que se vivió y en tan poco tiempo para el ajuste , para el acople, para la adaptación de lo presencial a lo virtual .

Aunque la vocación de la UDE es la formación presencial, no cabe duda la enseñanza que nos ha dejado la situación, en la cual  la educación pasa por una adecuada combinación de la formación presencial con la virtual

Las  claves de este éxito de esta transformación digital han sido la anticipación a esta situación mediante la formación del profesorado, así como la inversión en recursos tecnológicos y la apuesta por la transformación digital en los últimos años, además de la velocidad de respuesta de todos los estamentos y gracias al plan de contingencia previamente elaborado.

Ing. MBA Juan José Valcarce:

Coordinador Escuela de Desarrollo Empresarial
Universidad de la Empresa