Skip to main content

Miguel Nogueira: Hoy vamos a recibir con muchísimo gusto al Contador Roberto Brezzo, Secretario del Consejo de Administración y Rector de la Universidad de la Empresa. Contador: un gusto, bienvenido.

Roberto Brezzo: Muchas gracias, un gusto estar nuevamente acá.

 

MN: Vamos a hablar con una de las cabezas de la Universidad de la Empresa porque hemos hablado también obviamente, con el presidente el Doctor Honoris Causa Jorge Abuchalja, pero ha sido un largo año y medio de pandemia y de una preparación para la postpandemia, ¿dónde estamos parados hoy?

RB: En primer lugar, la fecha del 13 de marzo famoso empezó un proceso que no estaba previsto, pero que por suerte fuimos manejando muy bien, pasando totalmente a la virtualidad, ya a esta altura estamos en la paulatina salida de ese proceso hacia una nueva etapa. Lo que pensamos es que no va a haber una vuelta brusca y total a la presencialidad, como en algún momento al principio se pensó, porque la virtualidad nos ha enseñado muchas cosas. La importancia del aprendizaje nos ha acompañado. Todos hemos aprendido, desde los estudiantes, los docentes, todo el sistema informático de apoyo, todo eso realmente tuvo que ir solucionando problemas, algunas en sus casas los estudiantes, los docentes entrenándose para la nueva metodología y tecnología, todos aprendimos eso hasta que, los resultados han sido muy bueno.

Tuvimos el más más bajo abandono, los resultados académicos han sido excelentes, mejores que otros años, quizá porque la gente tenía más tiempo disponible para poder dedicarle a estudiar, entonces realmente todo hace pensar que, la virtualidad va a tener un rol en el futuro. Seguramente no el mismo que tuvimos ahora, pero si vamos a tener un rol. Nosotros ya estamos experimentando en algunos cursos con el sistema que llamamos híbrido que es conocido internacionalmente como híbrido, que permite hacer la presencialidad simultáneamente a la virtualidad. La presencialidad tiene un rol fundamental. Hemos vuelto en la parte práctica, por ejemplo, en todas las carreras que tienen que ver con salud, las carreras de deportes, carreras de ciencias agrarias, muchas de ellas, incluso las que son totalmente teóricas. Pensemos en caso como derecho etc.

¿Funciona el teletrabajo en la actualidad? Tiene que haber un contacto personal entre el docente y el estudiante. Sobre todo, en el caso nuestro que es una universidad que una de sus virtudes es que tenemos grupos chicos de estudiantes, que el estudiante puede tener un contacto personal y directo con el docente, y puede entonces aprovechar todo el bagaje de conocimiento que tiene el docente mucho mejor. Entonces pensamos que eso es insustituible. Pero también hemos comprobado lo que ya se suponía por experiencia internacional es, que la virtualidad nos permite ser hasta más eficientes en lo que es la transmisión de conocimiento. O sea, el docente cumple doble rol. Por un lado, transmite conocimientos, o sea ese lo que puede estar escrito libros, en documentos, en todo, lo transmite y lo explican a los estudiantes. Después el otro rol que es el que sí debe tener la presencialidad, es el que hace un análisis crítico de las cosas, discute con los estudiantes, les plantea dudas y los estudiantes plantean sus dudas, se aclaran, se discuten, se analizan entre todos, se plantean aplicaciones, porque saben lo que importa es que el estudiante no solo tenga conocimiento, sino que sepa aplicarlo, sepa utilizarlo.

 

MN: Además, son otros tiempos que no es la verticalidad de otros años.

RB: Claro. El análisis crítico que es una de las cosas fundamentales que tiene que aprender, todo eso es muy difícil de hacerlo totalmente virtual. Entonces, la instancia presencial es muy importante. Aparte de lo que es la parte de socialización. Es decir, todos sabemos que la vida universitaria tiene un componente que es el networking que hacen los estudiantes entre ellos, con los docentes también, que conocerse, todo lo que significa, incluso cuando se interconectan gente que estudian distintas cosas. Está en las películas, la vida en los campos universitarios de otros países.

 

MN: Y el intercambio carta a cara sigue siendo insustituible.

RB: Por supuesto. Eso es muy valioso, como pasa en todos los niveles de educación, pero en los niveles Universitarios en especial. Entonces nos preocupa, incluso en la enseñanza totalmente teórica, no puede ser que un estudiante egrese de una carrera sin haber tenido una instancia importante de intercambio tanto con sus compañeros como con profesores. Entonces pensamos que el futuro inmediato va a estar por el lado este de las cosas híbridas, de ésta manera que decía o con una mezcla, a través de plataformas, se les haga llegar al estudiante toda la información para que la pueda preparar y después en estancia de clase presencial se enriquezca con todo esto que decía, la discusión, el análisis, el análisis crítico, todo eso que el docente aporta, la riqueza de su experiencia, su formación, el docente siempre sabe más de lo que está diciendo y transmitiendo allí. Eso surge cuando surge justamente todo ese tipo de discusión y análisis y ahí se valora y aprovecha todo eso qué tiene el docente para dar, mucho mejor que en la clase simplemente virtual. Así que por ahí está el camino y por ahí pensamos avanzar.

 

MN: En parte lo dijo en los primeros minutos la deserción fue mínima, en un momento se temió también que algún docente dijera: “No, yo así no puedo dar clase” porque ese era un riesgo también.

RB: Agradecemos y valoramos muchísimo la buena voluntad tanto de estudiantes como docentes, todo pusieron el esfuerzo y el deseo de hacer que las cosas funcionaran. También, no los dejamos solos en eso. Hicimos talleres de apoyo con la gente de la Facultad de Educación para entrenarlos de la nueva metodología didáctica, de cómo manejarse con grupos totalmente virtuales. Que, es complejo porque no es lo mismo mantener la atención y mantener el grupo funcionando cohesionado cuando se hace en forma virtual, que cuando uno tiene cara cara y con contacto visual. Entonces, eso también se hizo, todo un esfuerzo de capacitación y entrenamiento que fue muy exitoso y que permitió esto que tenemos hoy.

Y hoy el tema que tenemos es el opuesto de lo que pensamos al principio. Hoy es el ver cómo hacer que la gente quiera regresar al sistema presencial. Todos, los estudiantes, los docentes, funcionarios todo el mundo se acostumbró al sistema virtual ya las ventajas que le da en lo personal, y ahora tiene cierta reticencia. Pasa en todos lados. Pero también pasa que cuando la gente empieza a volver valora nuevamente justamente el contacto personal, en equipo, todo lo que significa equipo el poder cambiar ideas, todo eso que, si no se hacía través de clases por Zoom que había que prepararlo para un momento determinado y todo, en cambio, de esta manera, se da espontánea y naturalmente en forma diaria.

 

MN: En parte fue dicho, pero quiero subrayarlo, mucha gente que vive en el interior, aunque el curso sea híbrido y eventualmente depende de la carrera tengan que venir en algún momento, ¿no es lo mismo pagar un traslado, estadía y comida en forma semanal que poder estar parte de los meses de la carrera en donde uno vive no?

RB: La idea es que cuando tenga que volver a hacerlo, como hacemos de alguna manera ya en la parte presencial también en algunas sedes del interior. En Colonia que se hacen las clases viernes y sábado, entonces concentrarle las actividades que tengan que hacer, cosa que le requiera traslado por 1 o 2 días y ahí pueden, por ejemplo, tomar algunas pruebas, hacer unos ejercicios o algunas cosas de ese tipo,

 

MN: Y que el costo de estadía sea mínimo también.

RB: Porque también sucedió que, con todo el período de pandemia, mucha gente del interior que alquilaba o una pensión o un apartamento para residir en Montevideo, se volvió a su lugar de origen para, obviamente bajar costos y no tener sentido vivir solo aislado en Montevideo, pagando costos, cuándo podría vivir en su casa con su familia. Y después entonces, se nos planteaba, si ahora por ejemplo para este segundo semestre que en algunas actividades volvemos a la presencialidad, se les decía tienen que volver a la presencialidad de golpe todo, les complicaba la vida, tanto algunos que eran estudiantes y otros que eran docentes que se habían ido al interior, habían vuelto a su lugar de origen. Entonces hubo que programar la cosa lentamente, llevarlo de a poco, y vamos a ver ahora en el primer semestre del año que viene si podemos volver en qué grado, la idea es con mayor presencialidad en el sistema este que decía, en general híbrido. Pero eso va a depender de la evolución de la pandemia. Es muy difícil planificar, como le pasa a toda la gente trabajando en esto, ¿no? Cómo sabemos cómo evolucionar, la historia reciente demuestra que ha habido marcha atrás, idas y vueltas, se hace muy difícil programar.

Como una de las cabezas de la universidad la empresa quiero terminar, supongo que es una gran satisfacción que el fiscal general de la nación haya elegido a la Universidad de la Empresa para este diplomado que tiene que ver con el código del proceso penal y su aplicación directa, con un grupo de docentes de la propia UDE, pero además jueces, Fiscales, jueces de tribunales de alzada que están en la primera línea de trabajo todos los días.

Sí, nos honra que el hizo un análisis es un poco de distintas alternativas que tenía y nos eligió a nosotros, nos honró y con mucho gusto lo tomamos, y también nos sirvió de experiencia, a raíz de eso hemos hecho también experiencia con el doctor Chediak, que es un viejo docente de la UDE, que es presidente de la comisión antilavado, y hemos hecho un curso antilavado también, él ha traído gente vinculada a eso, porque es un poco el enfoque de misión nuestra, que los que enseñan no solo sean muy buenos académicamente sino que tengan la experiencia de lo que están enseñando. Tanto en el caso de fiscalía como en el otro que mencionamos, esa gente son los que están siendo las cosas. Todos cuando fuimos estudiantes valoramos mucho cuando vemos un profesor o alguien que nos está enseñando, es alguien que conoce muy bien porque está haciendo, nos enseña todos los trucos….

 

MN: En el caso del contador no es lo mismo tener enfrente alguien que trabaja en una empresa importante…

RB: En cualquier cosa. Imagínate también en medicina, en salud. Sería fácil hacer una encuesta. Nos pasa en el periodismo también, porque mucha gente durante muchos años nunca había pisado una redacción de un diario y una radio. Otra consecuencia para nosotros de la pandemia ha sido una explosiva demanda o crecimiento la demanda de distintas opciones y carreras que se ha dado sobre todo en las sedes del interior, que han querido más.

Y hoy tenemos una lista muy extensa de carreras que están en proceso de aprobación por el Ministerio, que requieren todo un proceso y otras que se están presentando, de distintos niveles. Maestrías, licenciaturas, carreras también no, digamos de nivel universitario, que todas surgen como respuesta a demandas que tenemos. Y ese resultado, que le damos mucho valor de estar, digamos, con sedes en el interior. De integramos a los distintos lugares que ahí es donde surge la necesidad de las captamos justamente de la realidad. La gente que está viviendo las cosas y dicen mira necesitamos esto y tenemos una oferta creciente. Este año de pandemia hemos crecido más un 7% las inscripciones y todo indica que el año que viene va a ser mayor también por cómo vienen los pedidos. Así que realmente creo que lo importante a veces es escuchar y tratar de dar respuesta de lo que la gente quiere.

 

 


Si no puedes ver la entrevista, comprueba en este enlace la completa entrevista al rector Roberto Brezzo.

Puedes comprobar también la entrevista en audio: