Miguel Nogueira: Los próximos minutos los vamos a compartir con el Arquitecto Andrés Rubilar, es Decano de la Facultad de Diseño y Comunicación de la UDE, Universidad de la Empresa. Arquitecto bienvenido

 

Andrés Rubilar: Mucho gusto agradezco la oportunidad de dirigirme a los oyentes de ALFA FM 96.3.

 

MN: ¿Cuál ha sido el accionarla de la Facultad de Diseño y Comunicación particularmente en esta facultad donde la carrera necesita tener hilo y aguja en la mano en otras precisa tocar el diseño por así decirlo?

 

AR: La educación en el Uruguay se vio sorprendida por esta situación, porque si bien teníamos una cantidad de herramientas en nuestras manos no estábamos habituados usarlas. En toda la facultad teníamos una sola materia que la dictamos en forma semipresencial, a distancia, para alumnos de la sede Colonia y Punta del Este. Pero sorpresivamente pudimos lograrlo; y no hablo sólo de mí facultad, en la UDE fue bien evidente, en una semana preparar todo como para arrancar ir haciendo camino al andar. Esto entusiasmó de los estudiantes por el apoyo de los docentes que es fundamental en esto. Porque es una modalidad nueva en la cual tienen que todos los protagonistas adaptarse. Por suerte los resultados nos tienen muy satisfechos y sorprendidos positivamente. Hemos encontrado una mayor disposición al cumplimiento de los estudiantes, tanto en horario como las tareas que se les marca, hemos encontrado estabilidad en los docentes que, es difícil en las materias de diseño, no contar con lo matérico, porque siempre termina uno su producto y ese producto tiene materialidad. Hay productos que son virtuales. Si tú haces una aplicación para un teléfono no hay cambio ninguno. Pero en lo que es indumentaria, lo que es productos industriales, lo que son diseños gráficos, cosas para hojear, revistas, folletería, todo eso hace falta ver el resultado final en la realidad.

 

MN: Un paréntesis para después venir al tema de las clases porque es muy interesante y me quedo enganchado con eso de la responsabilidad de horarios de cumplimientos porque hay que estar sí o sí, así en el aula también…

 

AR: En el aula, en la relación persona a persona por suerte en el Uruguay siempre es muy afable.

Entre alumnos y docentes no hay una relación de jerarquía cómo puede haber habido en otro momento o hay en otros países. No siempre al docente se le dirige de “Usted”, en otros países todavía se le dice maestro -términos así que acá son tomados como en broma- aquí es un compañero de equipo, de trabajo, el docente con los estudiantes. Hemos encontrado que los estudiantes en esa relación personal tienen un trato personal que dice: “mira tuve tal problema, no lo pude hacer”. Acá la distancia pone un poco el: “tengo que cumplir”. Mi responsabilidad como estudiante en mi casa está en cumplir con los plazos que se me marcaron. Está en hacer lo mejor que puedas y hacer más, hay cantidad de estudiantes que han producido más de lo que se les ha pedido.

 

MN: Era inevitable arrancar por acá para quienes nos están escuchando y nos están viendo digan: ¡Epa! Está todo tan normal, bueno, está todo lo normal que se puede. Pero quiero decirles a los que nos están escuchando, mirando o leyendo, que la Facultad de Diseño y Comunicación de la Universidad de la Empresa, tiene carreras de grado y allí son tres: Licenciatura en Diseño Industrial, La Licenciatura en Diseño de Indumentaria y La Licenciatura en Diseño Gráfico. Las carreras técnicas que tiene son; la Tecnicatura en Diseño de Interiores y en Diseño gráfico y los Diplomados en Gestión y Diseño que invitamos a descubrir en la web de la UDE. Arquitecto volvamos entonces a esa experiencia que como usted dijo se ha ido aprendiendo sobre la marcha y en la que estamos trabajando más….

 

AR: Los docentes y estudiantes están trabajando más, lo están haciendo con gusto porque están entendiendo que encuentran un nuevo camino de trabajo, una nueva modalidad que están teniendo resultados muy positivos; cuando uno hace ese esfuerzo ver que hay resultados es brillante. Por lo tanto, en ese sentido yo creo que vamos bien y que estamos aprendiendo mucho. Los docentes estamos aprendiendo de una manera sensacional. Por ejemplo; antes para reunirlos teníamos que coincidir físicamente con todos los docentes que son 6 o 7 por cada semestre de cada una de estas carreras en un lugar de la UDE. Nunca podíamos. Los docentes sabemos, todos somos muy ocupados, tenemos 80 trabajos cosas distintas, actividades distintas. Ahora lo hacemos vía Zoom, un programa que es muy fácil de emplear. Nos reunimos, hasta la semana pasada con un grupo que había tenido un pequeño problema de coordinación, de qué trabajo final se iba a entregar. Nos reunimos tres veces en una semana. Antes si lográbamos reunirnos tres veces en el año era un campeón de la coordinación. Ahora entonces está mucho más enterado cada uno de lo que está haciendo el otro. Los docentes tienen otra mirada sobre lo que se está enseñando.

Y sobre el resultado de los estudiantes se tiene una visión planificadora de esa actividad. Ven qué, bueno, si tal cosa está saliendo para tal lado puedo cambiar después, para que dé éste u otro resultado, el estudiante simplemente va siguiendo ese rumbo entusiasmado por los resultados.

 

MN: Si hablamos de semestres, y por el trabajo que usted está contando; que hemos visto que se está realizando. No hablamos un semestre perdido.

 

AR: No al contrario, hasta estamos adelantados en el orden de las clases. Teníamos que estar a esta altura en la clase 7 y estamos en la 10 de todas las materias, porque dimos clases en turismo que tradicionalmente en la enseñanza no se dicta. Fue una medida social y digamos también interesante. Dictamos clases el 18 de mayo que tradicionalmente se toma como feriado. No hemos perdido ninguna clase, no ha habido tormentas, no ha habido alarmas naranjas, no habido paros. La colectividad por suerte en Uruguay nos da una buena base. Nuestros estudiantes de diseño, todos tienen su maquinita, su laptop, que los acompaña a todos lados, que es su herramienta de dibujo y de trabajo permanente, capaz que en otras disciplinas puede haber habido alguna dificultad mayor en eso, pero nosotros no la sentimos para nada.

 

MN: Le voy a pedir ayuda para los que nos están escuchando y sobre todo para los que puedan estar interesados en sumarse a estas carreras este año o el año que viene en la Facultad de Diseño y Comunicación de la UDE. Si hablamos de diseño de indumentaria esto es fácil de imaginarse, incluso ya la UDE ha tenido destacadísimos desfiles de moda donde se muestra que es lo que se ha realizado allí. ¿Si le pido que me aterrice el diseño Industrial en Uruguay qué es lo que básicamente se está haciendo?

 

AR: El diseño Industrial se refiere a todos los objetos que nos rodean, todos los utensilios, todas las herramientas todos los artefactos que se inventan. Uruguay, si bien tiene una estructura Industrial débil, o sea sus ramas de producción son limitadas, todos lo sabemos, pero sin embargo el diseño le aporta a la producción industrial una cantidad de componentes por dos lados. Por un lado, porque los puntos aquellos en los cuales el Uruguay es competitivamente reconocido en el mundo, ahí se aplica diseño. Por ejemplo: la trazabilidad de la carne, que le ha dado muy buen resultado al país, es un producto de diseño porque ahí hubo que generar toda una codificación para que internacionalmente fuera reconocida. Hay un aporte de un diseñador que se hizo ya hace unos años, que fue fundamental para que ese camino se adelantara.

Y otro camino distinto para el Uruguay, pero que lo puede explotar muy bien, es una corriente de diseño que hoy en el mundo se está desarrollando mucho sobre todo en Europa, que es el diseño vinculado a la artesanía. No abarca el diseño de la artesanía como dos mundos opuestos y enemigos, casi, en qué los primitivos hacen artesanía y los civilizados hacen diseño industrial. Sino que el diseño industrial se ha apropiado de cantidad de cosas de la artesanía, de cualidades táctiles, sensibles, más humanas hay hasta productores que diseñan series diversificadas ya de objetos industriales no que todos son exactamente iguales, sino que la propia producción digitalizada permite que un mismo objeto, en determinadas condiciones, producir que todos los resultados sean levemente diferentes, cualidad que la artesanía tiene y que le da una calidad humana.

 

MN: Sin embargo, hay Agencias de Publicidad que hacen mucho hincapié en algunos diseños, por ejemplo, materiales de cuero, un país que tiene mucho cuero, el diseñado a mano es un diferencial impresionante.

 

AR: ¡Ahí está! Uruguay Natural como slogan, en Europa es muy visto en ese sentido. No solo por el lado de los alimentos, que indudablemente es el punto fuerte del Uruguay, sino que, asociado al diseño, el concepto de Uruguay Natural implica un cuidado por la terminación de las cosas a mano. Que, si vas también un poco a ver productos de alta gama industrial, los autos Mercedes Benz, el tapizado de cuero los hacen a mano en Uruguay. No hay una máquina que pueda todavía hacerlos. Los hacen de plástico, pero no de cuero.

Siempre la calidad buscó un contacto con la artesanía. Lo que pasa que en el siglo 20 se dividieron demasiado las aguas en blancos y negros. La cantidad por encima de la calidad. Uruguay nunca va a competir por precio bajo, debe competir con calidad y la calidad hoy en el mundo está asociada al diseño. No hay nada de calidad que no esté diseñado.

 

MN: Se puede decir que, estamos hablando del 2020, obviamente ya muy avanzado el Siglo 21, que a pesar de que la industria no está en su mejor momento y no son otros tiempos, es casi que una obligación del Industrial en algunos rubros tener su propio diseñador Industrial.

 

AR: Lo puede hacer de distintas maneras. Hay cantidad de alianzas entre productores y diseñadores y ahí Uruguay tiene un camino abierto muy bueno. Porque si uno mira los diseños más prestigiosos en el mundo uno mira y dice: es italiano. Hay una marca, Italia ha sido muy inteligente. Como salida de la guerra, un país que estaba fundido y se les ocurrió a industriales eso, no a diseñadores. ¿Qué plus le puedo poner yo a mi producto para tener mucha más ganancia? Diseño. Entonces diseño italiano, Made In Italy, se transformó en una grifa de calidad y lo logró imponer en el mundo. Está perfecto, uno de los renglones de exportación de ingresos de Italia más grandes que tiene, con miles de millones de dólares por año por licencia de diseño insólitamente. Italia lo hizo, tienes una fuerte tradición cultural detrás, tiene productos y es una de las potencias económicas de Europa. Está perfecto, pero Uruguay perfectamente puede mostrar una imagen con esas cualidades que todo el mundo nos reconoce de equilibrio, de economía, tratar de hacer las cosas muy bien, de ser humanos no mecanizarnos estrictamente, no automatizarnos. En nuestro pensamiento está la relación humana. Ahí tenemos que lograr sacar un plus de eso.

 

MN: Arquitecto, hay cosas que llegaron para quedarse y usted viene de una generación y yo también, que nos quemamos las pestañas dibujando, diseñando, sacando cuentas a mano sin computadora, vaya si el trabajo de ahora de proyección de los ingenieros y ustedes no es fácil porque hay que aprender a usar los softwares con corrección y hay que tener la base. Pero, por ejemplo, estoy pensando en la impresora 3D,las pruebas en maquetas; ¿esos son saltos cualitativos que han llegado para quedarse?

 

AR: Ahora es una herramienta fundamental, para hacer maquetas, para probas las cosas, se prueban muy rápidamente, de un día para el otro tenés una forma muy compleja de consulta. Pero también para diseñar, porque se diseñan cosas específicas. Yo soy arquitecto. En la Facultad de Arquitectura tallábamos en jabón, un váter, un sillón, para ponerlo en una maqueta. Hoy resulta totalmente ridículo, anecdótico y divertido. Pero hoy los alumnos eligen el modelo que seleccionan fundamentándolo de tal mueble, encuentran en la nube las coordenadas para que la máquina lo reproduzca exactamente, entonces lo pueden ver y se puede jugar cómo juega ese mueble en su espacio.

 

MN: La pregunta puede resultar obvia, pero hay algunos que, los más jóvenes sobre todo no están consustanciados con lo que es la enseñanza terciaria. Siempre hay que arrancar a comienzo de año, por ejemplo; ¿en la Facultad de Diseño y Comunicación no se puede comenzar en un segundo semestre?

 

AR: Tenemos algunos cursos que inician en el segundo semestre. Por ejemplo, el año pasado ya en la sede de Colonia la carrera que es una tecnicatura de dos años de diseño gráfico la empezamos en el primer y el segundo semestre. En este segundo semestre vamos a tener algunos cursos más cortos a modo de introductorios para que prueben a ver si es su disciplina para luego comenzaren marzo.

 

MN: Apelo su memoria. ¿De que lapsos hablamos cuando hablamos de la licenciatura?

 

AR: Las licenciaturas son todas de 4 años por reglamentación internacional, con ocho semestres. Los semestres son de cuatro meses en realidad, cada uno tiene entre cinco, seis materias o sea es un trabajo intenso dedicarse a estudiar una profesión. Por suerte el diseño también se ha profesionalizado. Tiene un reconocimiento internacional ahora de validez universal. Hace 25 años cuando se empezó aquí en Uruguay en el estudio del diseño, parecía que era un estudio de divertimento digamos, para la gente entretenerse, pero ya no.

Es una profesión, una de las más importantes del mundo, porque todo lo que tocamos o miramos está diseñado por alguien. No sabemos en general como, pero es así. El diseño gráfico es un diseño industrializado. En Uruguay se produce cantidad de diseño gráfico para el exterior, hasta en otros idiomas, porque se reconoce mucho la calidad nuestros diseñadores, lo que se cobra no es tan caro como internacionalmente, es un negocio que conviene a todas las partes. Hay muchas firmas que subcontratan aquí el diseño de merchandising de otros países, que centralizan trabajo y los subcontratan por partes, trabajo como se hace “free lance” en las agencias de publicidad, perfectamente se puede hacer. Me comentaba un docente de UDE que estaba desbordado por la cantidad de encargos que tenía para traducir en páginas web toda la producción de cantidad de clientes comerciales que ahora tienen que vender a través de páginas. Ya no venden en su local. Un mes cerrado el local o dos meses entonces había que hacerlo apresuradamente. Tener los cinco mil productos que ofrecían, con una foto, con una idea de tamaño, con un precio, es un trabajo descomunal. Hay nichos también, hay cantidad de rubros en Uruguay que se han visto afectados, que están resentidos. Pero yo creo que si logramos mantener esta situación de esperanza que tenemos vamos a volver rápidamente y nosotros somos muy optimista sobre el futuro.

 


Si no puedes ver la entrevista, comprueba en este enlace la completa entrevista Arquitecto Andrés Rubilar.

Puedes comprobar también la entrevista en audio:

 

 

 
Accede al PDF de la publicación en el siguiente enlace:
Entrevista-Arquitecto-Andrés-Rubilar